EL POLO EN CHILE, MEDIO SIGLO DE PASIÓN

 

 

Es probablemente una de las relaciones más ancestrales entre especies. El ser humano y el caballo han enfrentado juntos hazañas épicas que han inspirado la pasión de nuevas generaciones. Así también nace la historia del polo, un deporte que se ha forjado en las crónicas íntimas de muchos hogares chilenos con origen en los campos del valle central y el sur de nuestro país. 

 

Este deporte, de compenetrada relación entre el jinete y su caballo, se ha practicado tan vigorosamente,  que  ha  llevado  a  Chile  a posicionarse dentro de los cinco mejores países del mundo.

 

Y así se ha escrito la historia de familia, tradiciones y pasión de Julio Labbé, miembro de uno de los clanes que, con sus cuatro generaciones de deportistas, es de los más simbólicos y antiguos del polo chileno. Casi como un impulso de su código genético, desde muy pequeño Julio demostró una especial cercanía a los caballos. “Me intrigaba mucho la personalidad de los caballos y, obviamente, nací con un taco en la mano”, comenta.

 

A los pocos años, Julio entró a la escuela del Club de Polo Las Mercedes, en la localidad de Requínoa. Allí se encontró con un grupo de amigos que, atraídos por la misma pasión deportiva, se transformó rápidamente en su segunda familia.

 

Lo central para entender el polo es que no se trata de un deporte que simplemente se practica, sino que se vive a diario. “Incluso para alguien que recién está empezando a practicar el deporte, debe hacer del  polo parte de su vida. ¿Por qué? Porque siempre estás rodeado de tus amigos, la familia, tu novia y especialmente con el peticero (cuidador de caballos), con quien forjas un vínculo impresionante”, explica.

 

Esa continuidad llevó a este joven polero de 13 años de edad, a jugar codo a codo con su padre, Julio Labbé Prieto, en el equipo Ventisquero.

 

 

El anhelo era dedicarse al polo profesionalmente, por lo que en 2011 se trasladó a Santiago para ser parte del Club de Polo y Equitación San Cristóbal. Hoy, Labbé integra uno de los equipos del circuito chileno, el cual llega a su máximo esplendor en primavera, compitiendo hasta 40 escuadras en un campeonato de cinco series de distintos niveles.

 

El futuro es solo prometedor. Julio afirma que el mundo del polo local está enfocado en las nuevas generaciones, lo que incluye un plan con el desarrollo de infraestructura de alto estándar a nivel nacional. Pero más allá de lo material, el polo siempre vuelve a lo entrañable.

 

“Las nuevas generaciones vienen encariñadas con los caballos. Y nosotros tenemos la tarea importante de darles todo el apoyo y los mejores consejos, al igual como lo hicieron generaciones anteriores con nosotros, continuando con esta maravillosa pasión que es el polo”, finaliza. 

 

 

 

INSTAGRAM: @JULIOLABBE

FACEBOOK: JULIO LABBE BERTELSEN

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ARTÍCULOS DESTACADOS

LATAM INVESTMENT MIAMI: LOS DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA DE BIENES RAÍCES EN UN ESCENARIO DE CAMBIOS PARA AMÉRICA LATINA

1/8
Please reload

PROPIEDADES EXCLUSIVAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Please reload

Captura de pantalla 2019-02-19 a la(s) 2

Andes Collection es una publicación de Alto Andes · www.aandes.cl

Para publicar con nosotros escríbenos a: director@andescollection.cl

Equipo: Tomás Pablo Rivera -  Director  / Bárbara Rivera - Editora General / Valentina Rojic - Dirección de Diseño

Fernanda González - Diseño & Diagramacion / Sandra Gutierrez - Periodista / Karina Valenzuela - Periodista / Nicolás Levy- Periodista / Margarita Vergara - Corrección & Traducción

2017- 2018 Andes Collection. Todos los Derechos Reservados

Logo illy-01.png
logo.png